Analicemos lo siguiente respecto a la atención psicológica en la migración. Un lugar común donde muchos de los activistas en migración suelen caer, es relacionado a que “la pobreza es generadora de las migraciones”. En primera instancia entenderemos como congruente dicho pensamiento. Sin embargo consideraremos algunos acotamientos. Si pensamos en un futuro migrante, y este se encuentra ante una difícil situación, donde en su país simplemente no puede comer o no puede poseer un lugar para vivir, podríamos deducir que dicha persona cuenta con ingresos lo suficientemente precarios como para tener que migrar.
Cuando “decimos” que los migrantes simplemente abandonan un país por la pobreza, me parece que caemos en un error sintáctico y de esencia figura/fondo. Es decir, “la figura” de “la pobreza” es priorizada y entonces dejamos de entender “el fondo” de la migración, que es: “como se vive la pobreza”. Entender que el problema es el como piensan las personas, nos permite descartar entes extraños como detonantes de nuestras supuestas desgracias.
A mi cabeza llega “la pobreza” como una imagen, donde una persona carece de lo más indispensable. Una imagen donde el pobre, no tiene que comer, no tiene donde vivir, en donde trabajar; máxime lo vivirá en carestía indignante y en ausencia de sus derechos humanos de lo esencial.
Diríamos que si se vive la guerra en un país difícilmente podríamos pensar en que la decisión de migrar fuera hecha racionalmente, toda vez que si la tomamos en consideración, sería la decisión mas racional a favor del instinto de conservación de la vida. Probablemente tomar una decisión de migrar va mas allá de cuestionamientos racionales o viscerales.
Psychological Health Programme for Mexico es uno de los proyectos a la vanguardia que se está tomando muy en serio el tema  de la atención psicológica en la migración. Aun vemos con preocupación la necesidad de implementar muchos más programas en el ámbito de la ayuda psicológica ya sea durante el viaje que se emprende en la migración, o una vez que la persona se encuentra ya establecida.
De todos estos ejes en la psicología de la migración, se desprende también una necesidad urgente que es el establecimiento de programas psico-educativos en la practica con la comunidad que migra. Hasta la fecha no conocemos programas que intervengan en la adicción del migrante o que hagan labores de prevención de conductas antisociales durante su estancia en los albergues. ¿Acaso no sería necesaria dicha orientación?
El tercer factor que vemos realmente desatendido es el relacionado a los problemas de adaptación en el país destino o de las razones de repatriación voluntaria. Esto lo consideramos como algo importante de investigar, puesto que para las personas que deciden migrar puede ser difícil el proceso tanto de llegar a un país como de regresar a su país.
Como Fundación, en PHP for Mexico, nuestro deber es hacer un llamado a la comunidad que interviene con los migrantes a considerar la importancia de la psicología en la migración. No podemos dejar de hacer un esfuerzo por considerar la necesidad de la ayuda psicológica y del esfuerzo que tenemos que realizar en colaboración por la protección psicológica del migrante. Esto solo podrá lograrse en el momento en que le demos prioridad a la “conciencia de la migración” . No podemos emprender un camino sin sentir o pensar.  

® Frontera Libre | Atención psicológica en la migración.