¿Se ha preguntado como es que funciona esto de la gasolina y la psicología de las masas?. Teóricamente Sigmund Freud propone en uno de sus más interesantes publicaciones llamada Psicología de las Masas y Análisis del Yo una tesis donde la persona en el colectivo o en la masa, reacciona, no sin antes perder su voluntad como individuo. En la masa se darían tres condiciones primordiales: liberación instintiva, contagio mental y sugestibilidad. La liberación instintiva como la actitud burda y animal empoderada del hombre en la masa, el contagio mental como la replicabilidad de una misma idea en el colectivo y sin objeción alguna, y la sugestibilidad como la confrontación con los cambios en el pensamiento de alguien a pesar de sus anteriores creencias. Solo así el individuo puede actuar en masa. Todas estas tres condiciones, maquinadas desde el inconsciente. O más bien, del inconsciente en el colectivo.

Pero, ¿A donde voy con todo esto?. En estos días venía oyendo la radio cuando escuche algo nuevo. Denunciaban que detrás de toda esta “psicosis”, estaba implicado Morena. Un día antes, que Moreno Valle; y que ¡ Ahí viene el lobo!, y que ¡Ahí viene el lobo!, y ¡Hay nanita! ¡Ahí viene!. Empezó con unos whatsapps de mi madre lo suficientemente angustiantes como para poner a cualquiera paranoico. La siguiente escena, donde me entero de que iba a haber saqueos en la ciudad de Puebla, y después de haber tenido un tranquilo día de pata de perro, recibo varios “what´s” de una amiga preguntando que si estaba bien; para entonces en la noche, parecía que nada había estado en calma. La constante era que habían sucedido saqueos; a mi percepción muy focalizados. Parecía que había una organización, pero que en este caso era ajena a las masas. Porque hasta donde yo se, aunque las masas puedan funcionar de forma enardecida bajo nula voluntad del individuo, en este caso, nos enfrentábamos ante una pulcra y perversa organización digna de profesionales del saqueo.

Me gustaría describir esto, porque considero que existen dos grupos de fenómenos sociales que han sucedido en la semana del gasolinazo, que son: uno, el grupo de choque perverso, pagado y organizado, frente a un segundo grupo, la población reactivo por una siembra de temor exponenciado.

¿Por qué se les descubrió de manera tan natural a nuestros hooligans con nomina pagada por el Estado? Pues porque existe a mi parecer , una intuición de cómo verdaderamente nos comportamos en masa. ¿Te imaginas terminar apedreando la tienda de una cadena a los pocos cuantos días del gasolinazo? ¡Por favor! ¡Si sabemos que tenemos un historial de Síndrome de Estocolmo con nuestros “secuestrantes”!; perdón, gobernantes. ¿Por qué no vimos a la señora que vive a unas cuadras apedreando?, ¿Porqué no hubo reacciones más “naturales” de saqueo?. Parece que se la agarraron contra los OTZO´s, La “Gualmart”, entre otros. Demasiado orden para ser un saqueo. La masa, como decimos, tiene que cumplir criterios de liberación instintiva, contagio mental y sugestibilidad.

¿Qué si fue psicosis?. Fue mi madre preocupada y hablándome para ver si estaba bien. Fueron personas que en Puebla se organizaron en las colonias para defenderse. Fue nuestro vaticinio de una crisis económica o del futuro incierto. Son las compras de pánico y las filas para cargar gasolina. Fueron los miedos para ir al centro comercial. Fue el no ir a trabajar. Fue nuestra angustia en el Facebook porque publicamos al por mayor.

Finalmente me gustaría dejarle como tarea querido lector, que reflexione si verdaderamente el mensaje, que todos tenemos en nuestro inconsciente hacia la clase política, llegó. Me quedo aún con la duda de si nuestro descontento verdaderamente despertó. Se me figura que solo vimos, (pensando en la queja a través del saqueo) algo que no sucedió. Lo hicieron otros a los que les pagaron, pero yo, no. Triste emancipación.

® Frontera Libre | La Gasolina y la Psicología de las Masas.