Se imagina a una persona diciéndole: “ ¡Migro porque la gasolina está cara! ” . Probablemente no desde cierto punto de vista, sin embargo vayamos un poco atrás para recordar en la Frontera. Desde que muchos tenemos recuerdos respecto a la zona fronteriza de Tijuana, Tecate, Sonoita, Piedras Negras o San Luis Rio Colorado por nombrar algunos; sabemos que la gasolina siempre fue mucho más barata en EE.UU que en nuestro México Lindo y Querido. Si fuera porque iban de shopping o iban a trabajar los compas de la frontera, una realidad era evidente: el tanque se iba a cargar “del otro lado”. Esto no cambió sino hasta la presidencia de Felipe Calderón Hinojosa donde por primera vez en la historia de muchos años la gasolina era mas barata en nuestro país que en EE.UU. La realidad es que a partir de 2017 el tope en costo de la gasolina será nuevamente mayor que el de EE.UU y por tanto los precios de la gasolina serán más bajos “del otro lado”. Más o menos la relación de costo será de 2.2 dólares por galón a 3.2 dólares en nuestro país. Esto nos lleva a preguntarnos como alguien podría decirnos: migro porque la gasolina esta muy cara. La realidad de las cosas es que no sucede de tal manera, sin embargo si es posible que escuchemos comentarios de ese tipo, más como una consecuencia de lo que las economías provocan. Lo que le quiero decir, estimado lector es que una de las principales causas de la migración lo son la voracidad de las economías. Lo que esto quiere decir es que para que en unos países las cosas sean más baratas, en el otro país tienen que ser más caras. Esto también se propicia por la concentración de las fortunas, como también de la distribución en la economía. Recientemente escuchábamos algunas declaraciones de Donald Trump, donde mencionaba que para los EE.UU era indispensable en estos momentos no permitir que siga existiendo mas fuga de inversión y capital. Eso es importante decirlo puesto que la economía de las personas parece estar íntimamente relacionada economía de su país, aunque parezca una reflexión estúpida, seria que probablemente no nos podemos desvincular de la economía de nuestro país aunque lo intentáramos fervientemente. Eso lo decimos con un simple comentario que escuchamos continuamente al caminar por la calle, “ este año si nos ha ido mal”, “la economía esta de la fregada”, “ya no me alcanza para nada”, “ está muy caro todo”. El punto de todo esto es que en nuestro México Lindo y Querido nos está yendo mal. Nuestro presidente ya no haya ni donde esconderse, y los ciudadanos estamos intuyendo de una muy sutil manera de que las cosas no se pondrán nada bien. El tema de la gasolina no para de ser titular de los periódicos o de los blogs, y nos enojamos porque las cosas no marchan como querríamos. Nos damos cuenta de la ineptitud de nuestros gobiernos y de la incapacidad para entender que lo más benéfico sería dejar de depender y de posicionar a México en uno de los lugares donde no hemos logrado estar (máxime no por cuestiones de incapacidad) que es en el de las propuestas, la innovación y el trabajo de México para los mexicanos dentro del territorio mexicano. Menuda tarea para políticos que por el momento no hacen mas que vivir como sanguijuelas sin oficio ni vocación, las cuales han olvidado que, si no se sabe lo que se come, se puede uno empachar e incluso morir.

® ¡Migro porque la gasolina esta cara!