Un sabotaje es inminente, y los juegos olímpicos para 2024 están siendo ya disputados por distintas sedes entre las que se encuentran la ciudad de Los Angeles y la ciudad de París. Estos últimos dos tienen una ventaja clara sobre la ciudad de Budapest. El tema relevante al respecto, es si con la actual administración de Donald Trump, la utilización de Los Angeles como sede, sería factible para albergar la tan ansiada justa deportiva.

Los primeros dos meses de gestión de Donald Trump han sido en verdad caóticos y de rispidez entre las naciones. Declaraciones al por mayor, mal entendidos con las naciones, y falla de impulsos y control por parte del mandatario. Dicha situación podría poner en dificultad su selección para los Juegos Olimpicos.

Uno de los objetivos de la administración de Barack Obama fue para la participación de la Ciudad de Los Ángeles, como una forma en que unirían a la juventud de EE.UU., que aumentará drásticamente para el mecionado año de la justa deportiva .

El presidente Trump en pasados días tuvo comunicación con el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach de la cual no se tienen informe de forma más precissa. Sin embargo es también realidad que la administración de Trump se ha sumido en diferentes controversias con el impedimento que han tenido personas de muchos países para entrar a EE.UU. Lo delicado del asunto es la simple idea de cómo podrían ser aceptados unos juegos olímpicos durante una administración que pregona un pensamiento contrario de desunión entre las naciones. Realmente parece imposible pensar en que en EE.UU se lleven a cabo dichos juegos.

El alcalde demócrata de Los Ángeles, Eric Garcetti, se opone de manera importante al gobierno de Trump, y se ha convertido al momento en uno de los principales críticos de la política inmigratoria que se lleva a cabo.

La prohibición para viajar a muchas personas de distintos países al momento se encuentra detenida por el Tribunal de Justicia de los Estados Unidos de América, sin embargo piensan los expertos que todas estas decisiones tendrán un efecto negativo para lograr que se lleve a cabo tan importante evento. Tendrán que trabajar mucho para poder revertir tan mala fama que se ha hecho nuestro jingoísta presidente Trump.

Todo tiene mucho sentido ya que como sabemos el Comité Olímpico Internacional no puede tomar riesgos. Imaginese simplemente que por “las pistolas” de Trump, se le negara el acceso a deportistas para esos años. (Si es que pasa más de un periodo). Simplemente dicha actitud impide que pueda tenerse confianza y el COI no va a querer estar lidiando con tantas preocupaciones, pareciera ser.

Recordemos que también los juegos olímpicos siempre se ven inmersos en su determinación a causa de eventos políticos del ámbito internacional, y su adjudicación obedece también a lo que esta sucediendo en el mundo y a la forma en que se entienden las naciones.

Así mientras que permanezca Donald Trump en la presidencia, EE.UU se encontrará en la incapacidad de poder llevar a cabo tan importante evento; tan importante para las naciones.

Lo anterior pone como el principal favorito a Francia para la justa olímpica, y es probable que si ellos no asumen una postura de apoyo de derecha como la administración estadounidense actual, probablemente sean quienes alberguen los próximos juegos olímpicos.

Habrá que esperar a ver como se desarrollan las cosas, y también esperemos a que el gobierno de Donald Trump comience a avanzar un poco más. Tenemos que esperar a ver si las políticas de Trump serán factibles y la manera en que se encontrara con la oposición que se encuentra tan molesta por políticas públicas que no tienen ni pies ni cabeza.


® Sabotaje de Juegos Olímpicos 2024