Nuevos viajantes subieron al “tren del mame”, tras pedir una firma en Change.org y que Vladimir Putin venga a resolver los problemas con los políticos de México. ¡Ahora si me hicieron reír! La verdad es que como mexicanos no perdemos el sentido del humor.

La interesante propuesta hecha por Freppo Soviético menciona que la “situación política” en México esta en su peor momento en la historia. Menciona sobre la ineptitud de Enrique Peña Nieto y clama porque alguien venga a ayudar a los mexicanos ya que “nadie es capaz de ayudarnos”. Aclama a Putin, ya que nadie es capaz de detener a estos políticos que roban y regalan a diestra y siniestra. Menciona que “México sangra de tanto saqueo” . Finaliza con: “Vladimir Putin, lo necesitamos en Latinoamérica”. No tienen madre; me sigo riendo.

Mi risa se desvanece al pensar, el mensaje de desesperación que llevamos haciendo los mexicanos desde hace tanto tiempo. Miserables hemos de ser, al fantasear con que alguien venga a salvarnos de estos políticos con perfil de saqueadores y ladrones. Pienso en que solo alguien en un estado regresivo suficiente, buscaría esa imago paterna como solución a algo que no tiene manera de resolver. ¿A ese grado llegará nuestro nivel de desesperación y de restricción? Buscamos que Putin nos salve porque nos sentimos desprotegidos.

Una de mis grandes preguntas como mexicano es referente a una predisposición general en nuestro país, de solución de nuestros problemas vía la sobreprotección. Es decir solo el desprotegido aclama por la sobreprotección. Este es un rasgo de la identidad mexicana, la cual nos ha hecho mucho daño. El pensamiento debería abordar probablemente si, un sentimiento de desprotección pero no resuelto por la protección de “Superputin”, sino respecto a la protección que nosotros podemos dar a nuestro país.

Considero que muchas de las acciones que podemos implementar es respecto a los mecanismos en que nos empoderamos en proteger a nuestro país. ¿Qué sucedería con una campaña que nos diera todas aquellas acciones con las que todos podemos colaborar para proteger a nuestro país?. Yo se que llevamos mucho tiempo defendiéndolo, y Peña Nieto vino a recordarnos lo que ya tantos pensábamos desde hace tantos años, y que era por ejemplo, que el petróleo nos lo íbamos a acabar. Los políticos en su omisión y negligencia destruyeron a la empresa. No lo protegimos y nos lamentamos. El problema es que cuando alguien gasta en una familia pensando que tendrá los privilegios de la posición del dinero, tarde o temprano perderá el dinero, y se quedara tan pobre como los demás. ¡Qué triste que no hayamos podido dar el mensaje a los políticos y beneficiados de la política que todos terminaríamos dañados! ¿No?. Pero así somos.

México probablemente cambiara desde otra perspectiva de las cosas. Necesitamos propuestas que confronten a la enfermedad voraz de estas personas. A sus carencias y necesidades por sus vacíos. Tienen que entender que están muy enfermos. Enfermos de poder y de dinero. Probablemente como sociedad hemos abandonado a nuestros hijos, que no entienden sobre lo que el verdadero amor por la patria significa. Que no empatizan con la pobreza y con el prójimo. Que no quieren vivir su país. Todo en ellos son pose y mediocridad. No luchan por verdaderamente hacer un planteamiento ético y de valores. Evaden de una forma lo suficientemente disociada como para que puedan negar lo que verdaderamente están creando y con lo que están acabando. Pero ninguno ha tenido los huevos para comenzar. Si Peña Nieto, es verdad, se nos acabo la gallina de los huevos de oro. Los huevos que no supimos poner.

® Vladimir Putin | “Plis” firma en Change.org