Putin no expulsa a ninguno de los diplomáticos de EE.UU que por el reciprocidad en las relaciones internacionales debería de suceder, después de considerar no gratos a un grupo de 35 diplomáticos Rusos que tendrán que dejar el país en 72 horas. Las recientes declaraciones me ponen a pensar respecto a la simbología de la migración y de cómo en los pueblos se representa la incapacidad de los lideres de permitir las permanencias o no entre los países. Pero, ¿A qué me refiero?. Lo que quiero decir es algo similar a lo que sucede en la comparación de una casa donde existe armonía entre los papas contra la casa donde no existe armonía entre ambos. En la primera al haber armonía existirá estabilidad, relaciones que crecen, cosas en común y sobre todo una permanencia dentro de la casa. En el segundo caso, existirá inestabilidad, relaciones toxica, desentendimiento y separación en la casa. Habrá migración. Este en el principio por el que las guerras expulsan a los hijos de su patria. Esta es la razón por la que la pobreza se genera, y también es la razón por la que se compite pero al mismo tiempo se daña. Porque uno no está pensando en el otro. La política es generadora de migraciones y así como se expulsa a los representantes del pueblo, así vendrán consecuencias sociales donde también se dañe al pueblo. La repercusión que la decisión de Obama pueda tener en el futuro del mundo o de los pueblos probablemente no la sepamos directamente o en este momento, pero tarde o temprano sucederá. Como lo que en su momento daño al pueblo de la Revolución Cubana y donde el éxodo de muchos se dio. En este momento por supuesto que las repercusiones se dan en Siria, aunque no sea exactamente la razón a tratar en este artículo. Pero, la pregunta aquí es ¿ porque las necesidades egoístas de uno u otro país determinan el dolor de sus pueblos?. Precisamente porque en sus líderes se ven representados. Con esto nos encontramos ante los choques de dos mentes pero también los choques de dos países. Dos mentes que representan su historia, sus resentimientos, sus carencias, sus enemistades. Dos mentes que dentro de su complejidad no han podido llevar una relación sana, no han podido en la gran casa que es nuestro mundo. Ellos dejan que sus pueblos migren, sufran y se separen. Una decisión puede significar el caminar de muchos por cientos de kilómetros, pero ellos son sordos a su responsabilidad. Ellos no entienden que en sus manos peligra la vida de muchos. Que los niños Sirios son llagados por sus malas decisiones, y que cargarán con todas esas culpas. Pero el problema es que estos líderes pareciera que ven las cosas a la ligera, porque al fin y al cabo no resuelven; lo sabemos por sus resultados. Y mientras tanto, ellos consideran que sus manos no mueven tantos hilos como los que ellos mismos consideran. Culpan a la economía, la política, los otros países, las empresas, las ideologías. Pero nunca a sí mismos. Es muy doloroso para todos lo que esta sucediendo en el conflicto de Siria que no tiene ni para cuando terminar. Las bajas civiles han sido cuantiosas. Lo preocupante es que con la llegada de Donald Trump a la presidencia, no sabemos como se conformará la casa. La preocupación real es la ignorancia e impulsividad de sus actitudes, ya que denotan la ignorancia de lo fatuo y efímero, que sucede en nuestros días. Trump representa a esa sociedad que no lee, no investiga, que es ignorante y que solo se preocupa por su bienestar y la búsqueda del dinero. No así la humanidad, la compasión o la humildad. Nuestro controversial sujeto sigue dando de que hablar. Esperemos que Putin y Trump no hagan esa mancuerna de la nos queramos preocupar. Ojalá y los intereses perversos no hayan sido los engranajes de lo que pronto se convierta en un gran desorden.

® Putin no expulsa, otra forma de Migrar.