Recordemos que eBuddy fue una aplicación donde nosotros podíamos utilizar la mensajería instantánea en la web a través de nuestros dispositivos móviles. Si no mal recuerdo entre las aplicaciones que podían utilizarse se encontraban Yahoo, Google Talk, My Space, Facebook, Windows Live Messenger y AIM.

La idea de eBuddy era que a través de una plataforma se pudieran centralizar de alguna forma todos los servicios que pudieran tener un objetivo común, es decir, a través de una interfaz se podrían centralizar el funcionamiento de varias aplicaciones con objetivos similares. Como sabemos una de las razones por las que dicha compañía se fue a la deriva fue la sustitución de un intento de las personas por poder utilizar servicios de telefonía que le fueran más económicos a través de la utilización de la web y la evitación de la red celular. Dicha aplicación fue en realidad sustituida por la red de mensajería a través de whatsapp la cual tuvo un crecimiento tan fuerte al grado de ser comprada por Mark Zuckerberg de Facebook por 19,000 millones de dólares.

Ahora bien, el aspecto a revisar en este post se relaciona a poder hacer un análisis de cómo el concepto de la frontera es verdaderamente aplicable a circunstancias que suceden en la web, y con esto quiero decir que las fronteras que existen, en la actualidad se rompen.

La referencia a las fronteras en la red es un tema que no se ha analizado del todo desde la perspectiva cultural, sin embargo quisiera creer que es uno de los temas que mas nos debería interesar puesto que la tendencia narcisista en nuestros tiempos nos hace creer que todo es posible y que las fronteras siempre se pueden romper. Es decir, para que pudiera existir una aplicación de whatsapp tuvo que haber gente que no estuviera de acuerdo con el costo alto de la telefonía, y fue que a través de los medios tecnológicos que se desarrollaron existió la posibilidad de convertirse en un sistema semi-gratuito que permitió cambiar la forma en que las comunicaciones se realizaron. Sin embargo hubo ese mismo precedente que fue el eBuddy, aplicación que también se confronto con las antiguas formas de comunicación utilizadas.

Del mismo modo en la actualidad existe una tendencia a que debido a la dispersión de la información en la Web, los sitios busquen cada vez mas poder concentrar los centros de información en un solo lugar y poder así fronteras que dividen la navegación de las personas. Digamos algo así como que en la actualidad, “la frontera se creo para cruzarla”.

Hasta este periodo, podríamos preguntarnos en que se relaciona esto con el tema que atañe a Frontera Libre por si misma. Pues bien, se relaciona debido a que en el momento en que nos preguntamos sobre el fenómeno migratorio a lo largo del mundo, tenemos que entender que la tendencia a nuestra interacción será equivalente a, como los fenómenos sociales se desarrollan dentro de la web. Esto quiere decir que, probablemente el entendimiento de la migración se contemplara de una mejor manera en una actualidad, cuando la rebeldía y la confrontación del fenómeno migratorio instruya verdaderamente a romper las fronteras. Así como las personas buscan hacerse de mejores aplicaciones como eBuddy, las personas buscarán mejores aplicaciones por ejemplo para migrar y poder progresar, porque verdaderamente las fronteras están dejando de existir como no lo pudieron ser para muchas personas en el pasado.

Esperemos que podamos entender las complejidades de nuestra sociedad de la información y de la rapidez y urgencia con que vivimos, la cual dista mucho de nuestras antiguas formas de entender el mundo. Las fronteras cada vez más, serán rotas.

® La Frontera que Rompió eBuddy